Nace en Córdoba en 1978. Da sus primeros pasos a los 8 años con el maestro cordobés Antonio Mondéjar. Colabora con Vicente Escrivá en la película Montoyas y Tarantos. Se traslada a Granada y continúa sus estudios de danza con Maite Galán y a su vez con Manolo Marín en Sevilla. Trabaja en el tablao granadino “El Corral del Príncipe”. Estrena espectáculos en diferentes años con la bailaora granadina Mariquilla, Maite Galán y Tatiana Garrido. Titulado en el  Conservatorio profesional de Danza de Málaga.

    En el año 97 pasa a formar parte de la Compañía Andaluza de Danza,  durante 5 años, y comencé mi trayectoria profesional haciendo giras por Japón, Italia, Francia, América, Turquía, Budapest, Grecia, etc. Estrena y colabora en diferentes espectáculos como "Bodas de sangre” de Antonio Gades, “El perro andaluz” de María Pagés, “La Leyenda” de José Antonio, etc. Sumando un total de 14 producciones. Tras  años de formación en la Compañía Andaluza de Danza, forma su  propia compañía para transmitir y mostrar su trabajo  y su arte, llevando a cabo producciones propias. En febrero de 2006 debuto como coreógrafo con su primer espectáculo “Al Son será”, con el que obtuve una gran ovación de público y crítica.   En 2007 produce, “Memoria del Agua”, con el que se consagra como coreógrafo, con una acogida excepcional por parte del público, “montaje donde flamenco, danza y música brillaron sin excepción…” (El Mundo) Como maestro participa en los Conservatorios profesionales de Danza de Granada y Almería y Conservatorio Superior de Danza de Málaga. A la vez que vez ejerce de maestro y coreógrafo impartiendo clases a jóvenes valores de la danza.En Octubre de 2012, estrena “Pasos de Valiente”,  montaje donde se plasma su madurez como coreógrafo con un fuerte peso emocional y personal.En 2013 y 2014 es invitado como artista principal en la Compañía Nacional de China Dong Fang. Con la que realiza varias giras por todo el país a la vez que forma a los bailarines en flamenco.

Desde su vuelta a Granada Óscar es referente en formación de nuevas promesas del baile flamenco y la Danza. Transmitiendo su experiencia en teatros de todo el mundo y preparación con los mejores maestros a los jóvenes bailarines.

Óscar Quero reúne los tres elementos principales de un artista integral: el talento innato, una tremenda capacidad de trabajo, y una insaciable necesidad de superación. Sus aptitudes naturales son formidables, y las ha cultivado con los años a base de trabajo y disciplina, lo que ya lo convertiría en un fuera de serie sin más. Pero sin duda, es su tesón por ir más lejos y por superar sus propios límites lo que lo convierten en el genial artista que es. Oscar Quero es hoy el concepto del bailarín del futuro y el bailaor del ayer.

Paco chorobo